Descúbrelo todo sobre los juegos clásicos de casino

Juegos clásicos de casino

Da igual que sea un casino online, como el prestigioso casino Bet365 con su interminable oferta de juegos de tragaperras, o un casino tradicional, donde los elegantes salones se llenan de jugadores dispuestos a disfrutar de la emoción del juego: los juegos clásicos de casino tienen un encanto singular que los distingue de sus hermanos más modernos como el póker o las tragamonedas.

Una combinación de suerte e ingenio.
Estos juegos resultan tan atractivos porque ofrecen una combinación única de habilidad y suerte. Al contrario que otros juegos de puro azar como las tragamonedas o la lotería, en juegos como el blackjack o la ruleta hay un factor de habilidad que puede reducir el margen de la casa y cambiar las tornas de cara a los jugadores.

Blackjack
El juego de blackjack o el 21 es uno de los más populares de los juegos de cartas de casino, probablemente por la sencillez de sus reglas y porque permite utilizar estrategias y reglas de probabilidad para cambiar el resultado del juego a favor de los jugadores.

Reglas del blackjack
En el blackjack los jugadores apuestan contra el croupier y el objetivo del juego es conseguir una combinación de cartas que se acerque lo más posible a la puntuación de 21, sin pasarse. En el blackjack las figuras de sota, caballo o rey valen 10 puntos, los ases 1 u 11 puntos, dependiendo de su conveniencia para los jugadores, y el resto de las cartas valen la puntuación que indican.
En un casino tradicional, pueden sentarse a la mesa del croupier un máximo de 7 jugadores, aunque no es necesario que la mesa se complete para empezar el juego. En casinos en línea como Bet365, los jugadores pueden empezar a jugar en cualquier momento. Para empezar, el croupier reparte a cada jugador dos cartas boca arriba. En los casinos está prohibido que los jugadores toquen sus cartas. Después el croupier se reparte a sí mismo una sola carta boca abajo o una carta boca abajo y una boca arriba, dependiendo de la versión de blackjack que se juegue.

Una vez recibida su mano de so cartas, los jugadores tienen tres opciones:
- Pedir carta: normalmente los jugadores indican que quieren carta golpeando suavemente con sus dedos a la derecha de las cartas. En un casino online como Bet365, los jugadores piden cartas presionando el botón de “hit” o “pedir”. Durante su turno, los jugadores pueden pedir tantas cartas como quieran hasta que se pasen.
- Plantarse: si los jugadores consideran que su mano tiene posibilidades y no quieren arriesgarse, pueden plantarse una vez recibidas las dos cartas iniciales.
- Doblar: si las dos cartas iniciales son buenas, los jugadores pueden doblar su apuesta colocando una cantidad igual a su primera apuesta junto a la apuesta inicial.
- Separar: si las dos cartas iniciales son iguales (es decir, tienen el mismo valor) pueden separarse en dos manos independientes, siempre que se doble el monto de la apuesta. De esta manera, los jugadores juegan con dos manos distintas de manera simultánea.

Una vez terminada la ronda de entrega de cartas a los jugadores, el croupier juega su propia mano: descubre sus cartas iniciales y sigue repartiéndose cartas a sí mismo, con una diferencia respecto a los jugadores: las normas de la casa indican que el croupier debe detener su mano en el momento en que la suma del valor de las cartas sobre la mesa sea igual o superior a 17. Es precisamente esta norma la que da ventaja a los jugadores, que pueden acercarse mucho más al deseado 21 al no estar sujetos a las restricciones de la casa.

blackjack


A cuanto se paga el blackjack
Una vez que el croupier ha completado su mano se procede al pago de las apuestas, que siguen un sistema muy sencillo:
- Los jugadores que han conseguido blackjack o 21 reciben 3 x2, es decir, cobran 1,5 la cantidad de su apuesta.
- Los jugadores que se han quedado más cerca del 21 que el croupier ganan la misma cantidad apostada, es decir recuperan su apuesta y reciben otro tanto
- Los jugadores que empatan con el croupier recuperan su apuesta
- Los jugadores que se han pasado de 21 pierden su apuesta

La ruleta
La ruleta es uno de los juegos de casino más conocidos y los giros de su plato llevan varios siglos fascinando a los jugadores de todo el planeta. Puede parecer que en este juego el resultado depende enteramente de la suerte pero existen numerosas estrategias que permiten mejorar las posibilidades de ganar.

Funcionamiento del juego de la ruleta
El funcionamiento de la ruleta es muy sencillo. Los jugadores colocan sus apuestas sobre un tapete dividido en 36 casillas, numeradas igual que las particiones del plato de la ruleta con una excepción: el plato de la ruleta cuenta con una o dos casillas extras que suponen la ventaja de la casa y en las que los jugadores no pueden apostar. Una vez que se han colocado todas las apuestas el croupier dice “No va más” y hace girar el plato de la ruleta lanzando la bola en sentido contrario al giro. La bola se detiene finalmente en una de las casillas del plato, lo que determinará el premio obtenido por los jugadores.

Tipos de apuestas en la ruleta
La apuesta más sencilla de la ruleta es la apuesta simple, en la que los jugadores colocan su apuesta en un número del tapete y cobran 36 a 1 si el número resultante es el suyo. Sin embargo, las probabilidades de acertar con un solo número no son muy altas, y el juego de la ruleta permite apostar a varios números a la vez, lo que multiplica las posibilidades de triunfo si bien el premio recibido se ve reducido. Casinos de reconocido prestigio como Bet365 ofrecen un gran número de tipos diferentes de apuestas, de suertes múltiples y sencillas, con distinto porcentajes de pago.

ruleta


Estrategias para jugar a la ruleta
Aunque puede parecer que ganar a la ruleta es una cuestión de pura suerte, se han desarrollado un gran número de estrategias, como la de la martingala, que utilizan la habilidad para conseguir mayores premios y resultados en este juego. Estas estrategias se han utilizado con éxito tanto en casinos tradicionales como en un casino online.

El baccarat
El baccarat es un juego de casino muy sencillo que fue popularizado por las películas de James Bond. Al igual que en el blackjack, los jugadores apuestan contra el croupier, aunque en este caso, la habilidad juega un papel no tan importante como el de la suerte.

Cómo se juega al baccarat
El funcionamiento del baccarat es parecido al del blackjack, si bien en este último los jugadores no tienen el mismo poder de decisión que en el blackjack. El objetivo del juego es apostar por la mano que se acerque más a una puntuación de 9. Los jugadores pueden apostar por que gane la mano de la banca, la del jugador, o por el empate.

Funcionamiento del juego de baccarat
Una vez realizadas las apuestas el jugador y el crupier (la banca) reciben dos cartas y, en algunos casos, una tercera carta. Una vez repartidas las cartas se cuenta el valor de la mano. La mano que consiga los deseados nueve puntos o una puntuación que se acerque más a nueve que la del otro, gana la partida.

Valor de las cartas en el baccarat
En el baccarat las cartas del uno al nueve valen lo que indican, el diez y las figuras de sota caballo y rey valen cero puntos. Si la puntuación de una mano es superior a diez, se deprecia el número de las decenas y se tiene en cuenta solamente el de las unidades. De esta forma, por ejemplo, una mano con un 7 y un 9 tendría un valor total de 16 puntos, que al despreciar el número de la decena se queda en 6; si la mano del contrincante es de 5 o menos, esta mano de 16 puntos es la ganadora.

Cuánto se gana en el baccarat
En el juego del baccarat, los jugadores no tienen por qué apostar obligatoriamente a la mano del jugador, sino que pueden apostar por la banca o por el empate. Dependiendo del resultado los pagos se hacen de la siguiente manera:
- Si gana la mano del jugador, los jugadores que han apostado por ella cobran la misma cantidad que apostaron. Es decir, recuperan su apuesta y cobran otro tanto.
- Si gana la banca, la jugada se paga también 1 a 1, pero se resta la comisión de la casa, que dependerá del casino en el que se juegue.
- Si la jugada resulta en empate y los jugadores han apostado por este resultado, se gana ocho veces la cantidad apostada. Este pago tan alto es debido a que las posibilidades de que se produzca un empate son menores que las de que se obtenga cualquier otro resultado.

Diferencias entre jugar en un casino online y un casino tradicional
A la hora de disfrutar de los juegos clásicos de casino, existen pocas diferencias en un casino online y un casino tradicional en lo que se refiere al funcionamiento de los juegos y al sistema de pagos. Un casino online ofrece la comodidad de poder disfrutar del juego sin tener que salir de casa, y poder jugar en todo momento. Los casinos tradicionales ofrecen la emoción de compartir con otros jugadores y poder observar el desarrollo del juego en primera persona, pero incluso este juego en directo es ahora posible gracias a los numerosos programas de croupier o casino en vivo que ofrecen muchos casinos online.