Descúbrelo todo sobre los juegos clásicos de casino

Reglas del baccarat

El baccarat es uno de los juegos más fascinantes del casino: desde que lo popularizara James Bond, el famoso personaje de Ian Fleming, el juego se ha contagiado del atractivo de este personaje para simbolizar la inteligencia, la frialdad y, sobre todo, el sex appeal.
Sin embargo, antes de dirigirse a la mesa de un casino para emular el saber hacer del espía británico, es necesario familiarizarse con las reglas del juego y su estrategia, que es bastante sencilla.

Participantes del juego de baccarat
En sus inicios eran los jugadores tenían algo más de protagonismo y se turnaban para hacer el papel de la banca en el baccarat y repartir las cartas. En la actualidad es el croupier del casino el que reparte siguiendo las reglas del juego, y la participación de los jugadores se ve limitada a apostar a ciegas sobre el resultado del juego. Los protagonistas de un apartida de baccarat son el croupier y el jugador, aunque como veremos el jugador no se enfrenta directamente al croupier y puede apostar por el triunfo de este.

Objetivo del juego
El objetivo del baccarat es adivinar cuál de las dos manos que reparte el croupier, la de la banca o la del jugador, ganará la partida, o si se producirá un empate. Gana la partida la mano que se acerca más a una puntuación de nueve, y las cartas se reparten siguiendo reglas fijas.

Funcionamiento de una partida de baccarat
Para empezar, se reparten dos manos de dos cartas boca abajo, una para el jugador y otra para la banca. Después el jugador hace su apuesta, tratando de adivinar cuál de las dos manos resultará ganadora o si se producirá el empate y se descubren las cartas. Se cuenta la puntuación de ambas manos y en algunos casos se extrae una tercera carta siguiendo unas reglas fijas. La mano con una puntuación más cercana a nueve puntos es la ganadora y si se ha apostado por ella se cobra el premio, sin importar que la mano ganadora sea la de la banca o la del jugador.

Puntuación de las cartas
Para contar el valor de una mano de baccarat se siguen las siguientes reglas:
- Las figuras (reyes, caballos y sotas) valen 10 puntos
- Las cartas del 1 al 9 valen lo que indican

Si al sumar el valor de las cartas, se obtiene un número de 10 o más, se elimina el número de las decenas y la mano se queda con el valor de las unidades. Por ejemplo, una mano de 6 + 7 = 13 tendrá un valor de 3 al eliminarse el 1 de las decenas. En el baccarat, al contrario que en el blackjack, nunca puedes pasarte.

Cuánto paga el baccarat
Los pagos del baccarat son muy sencillos y no requieren de cálculos complicados:
- Si se acierta la mano ganadora, el premio es de 1 a 1: se recupera la apuesta y se obtiene otro tanto.
- Si se apostó a empate y se acertó el resultado del juego, el premio es de 8 a 1: se recupera la apuesta inicial y se cobra además ocho veces su valor.

Aunque el funcionamiento del baccarat es muy sencillo, el ritmo de juego en un casino tradicional es vertiginoso, y es fascinante quedarse mirando la rapidez con la que los jugadores hacen sus apuestas y el croupier reparte las cartas. Una buena opción para los que quieren iniciarse en el juego es aprender a jugar en un casino online, donde pueden controlar el ritmo del juego de manera que más les convenga.